Hezkuntza-programak

Eduki publikatzailea

Aqualogia

 

Aqualogia acerca los ciclos natural y urbano del agua a escolares de educación primaria, y promueve una actitud y un comportamiento positivos hacia el medio ambiente mediante recursos educativos digitales e interactivos.

Aqualogia nos presenta el agua desde una perspectiva que trata de dar respuesta a los retos y las oportunidades de nuestro mundo actual y futuro: inteligente, saludable y sostenible. Con los juegos y las aplicaciones interactivas en línea, los alumnos podrán trabajar en clase los usos del agua en el centro escolar, cómo llega el agua a nuestros hogares o los tratamientos que recibe para que ésta sea potable o para devolverla al medio natural.

¿Quieres conocer a los personajes de Aqualogia? Haz clic aquí para acceder al vídeo.

Formulario de inscripción

groupid: 9304276, currentGroupId: 9304276

De la naturaleza a casa

 

Como bien sabes, el agua es un recurso del que no podemos prescindir en nuestra vida cotidiana. Pero, ¿cómo se potabiliza?, ¿cómo llega hasta tu casa? Para conocer el ciclo del agua, selecciona tu perfil.

  • Voy a primaria

    • ¿Quieres conocer el ciclo natural?

      1. Evaporación
        Los mares y océanos son grandes masas de agua salada. Para que esta agua sea dulce, necesita de un proceso que hace la propia naturaleza. Este proceso se llama el ciclo natural del agua.
      2. Condensación
        En la atmósfera, el vapor de agua se condensa, es decir, se vuelve líquido otra vez, en forma de pequeñas gotas que se suspenden en el cielo y forman las nubes.
      3. Precipitación
        El viento arrastra las nubes hacia los continentes donde vivimos nosotros. A causa del cambio de presión y de temperatura las nubes dejan caer el agua dulce acumulada, en forma de lluvia. En los lugares donde hace mucho frío puede caer en forma de hielo o granizo. Como por ejemplo en las montañas y lugares altos.
      4. Infiltración y escorrentía
        El agua de la lluvia o el deshielo de la nieve, se desliza por las montañas formando valles y ríos. Parte de esta agua que recorre la tierra se puede filtrar en la tierra, formando ríos o lagos subterráneos. Le llamamos acuíferos.
      5. Retorno al mar
        Más o menos despacio, según el caso, una gran parte de la agua acaba retornando al mar, de donde volverá a evaporarse para comenzar nuevamente el ciclo. Otra parte se evaporará antes de llegar, directamente desde la superficie de la tierra.
    • Descubre el ciclo urbano

        

      1. Captación
        Para tener agua para beber en nuestra casa o en nuestro colegio lo primero que hacemos es recoger el agua de la naturaleza. El agua natural se encuentra en los ríos, en el mar o en los acuíferos. Además de recogerla también tenemos que conducirla hasta las plantas de potabilización.
      2. Potabilización
        El agua de la naturaleza no se puede beber. Para poder beberla ha de ser tratada en la planta de potabilización con técnicas sofisticadas para que pueda ser consumida. El agua que llega a través de unos conductos, la hacemos pasar por unas rejas para filtrarla de hojas, ramas, piedras y otros objetos. Enseguida le añadimos un poco de cloro, el cloro es nuestro mejor amigo... es como el jabón y sirve para limpiarla de microbios. Después pasa por unos filtros muy finos, que hace que el agua quede limpísima. El agua está limpia, pero aún no se puede beber, entonces añadimos un poco de cloro al agua, para que viaje con ella por todos los conductos sin ningún microbio.
      3. Transporte, almacenaje y distribución
        El agua una vez potabilizada, viaja por unas tuberías hasta los depósitos de almacenamiento de las ciudades situados en lugares elevados. Una vez almacenada se distribuye por toda la ciudad a través de unos conductos que están bajo las calles para que el agua llegue a todas nuestras casas. Desde la sala de telemando, se envía el agua a casa, y controlamos que salga en perfectas condiciones. Para que vosotros podáis beber, ducharos, lavaros, y muchas cosas más.
      4. Alcantarillado
        El agua que utilizáis se ensucia y deja de ser potable. Los desagües recogen el agua que habéis utilizado en vuestras casas, colegios, e incluso de la lluvia que cae en las ciudades. Pero no podemos dejar que esa agua quede sucia, tenemos que devolverla a la naturaleza otra vez limpia. Para ello llevamos el agua por los conductos del alcantarillado a la planta depuradora.
      5. Depuración
        El agua residual llega a la planta depuradora. Para limpiar el agua realizamos un proceso que se llama depuración. Separamos las cosas que contaminan el agua, como aceites, restos de comida, papel, ... Para hacerlo, dejamos el agua sucia reposando en unas balsas de manera que las cosas más pesadas que lleva el agua caen al fondo.
        Después hacemos pasar el agua por otras balsas donde viven unos microorganismos que se comen toda la suciedad. Esta agua depurada la podemos volver a utilizar para otras cosas.
      6. Reciclaje
        El agua depurada la podemos utilizar para regar los jardines de vuestras ciudades, los campos, apagar incendios, limpiar las calles.
      7. Restitución al medio natural
        El agua depurada que no se reutiliza, se devuelve otra vez a la naturaleza. De este modo vuelve el agua al ciclo natural del agua.
  • Voy a secundaria

    • ¿Conoces el ciclo urbano?

        

      1. Captación
        El agua que consumimos en las zonas urbanas provienen generalmente de los ríos, manantiales y pozos próximos o a cierta distancia de las poblaciones. Actualmente, en las zonas costeras en dónde el agua es un recurso escaso, se está captando agua procedente del mar a través de las plantas desalinizadoras.
      2. Potabilización
        Después de la captación, el agua llega a la planta de potabilización. Las plantas de potabilización tiene un papel muy importante en el ciclo urbano del agua. El agua que se capta de la naturaleza normalmente no es apta para el consumo humano. En la planta de potabilización se somete al agua a una serie de tratamientos físicos, químicos y microbiológicos para asegurar que el agua, al ser distribuida a la ciudad, tenga la calidad que las autoridades sanitarias exigen para consumo humano. La construcción y el mantenimiento de una planta potabilizadora son costosos pero garantizan una alta calidad de agua de consumo humano.
      3. Transporte y almacenaje
        Cuando el agua ha recibido el tratamiento de potabilización ya puede ser conducida al lugar de consumo. Generalmente, se almacena en grandes depósitos para posteriormente ser transportada a través de grandes tuberíasy centrales de bombeo hasta las zonas urbanas o rurales. Los depósitos están ubicados en cotas de altura para poder alimentar todas las casas del territorio, utilizando la mínima energía.
      4. Distribución
        El agua recorre el municipio a través de las tuberías para abastecer a todas las viviendas, escuelas, empresas,... El centro de control y las estaciones remotas garantizan la calidad y la cantidad de agua durante todo el suministro.
        Centro de control
        Desde este centro se puede controlar la aportación de agua a toda la red para adaptarla a la demanda. Se controla también el estado de la red y sus instalaciones.
        El centro de control recibe información de las diferentes estaciones remotas del municipio. Gracias a ello tiene información sobre el consumo y las anomalías que puedan ir surgiendo en la red a lo largo del día.
        Estaciones remotas
        En la red de suministro existen numerosas estaciones remotas que controlan la calidad del agua en todo su recorrido, si es necesario, se corrige la composición del agua de manera que la potabilidad quede siempre garantizada.
      5. Consumo
        El agua ya está en tu grifo con total garantia de calidad y cantidad. Ahora es responsabilidad de los usuarios de hacer un uso responsable del agua.
        Mantener las instalaciones interiores en buenas condiciones (grifos que no goteen, cisterna sin pérdidas, electrodomésticos de bajo consumo, etc..) y que no contaminemos el agua con vertidos al desagüe de productos contaminantes como aceites, medicamentos, gasas y otros productos que no sean biodegradables. Estos vertidos dificultan la depuración de aguas y pueden obstruir las tuberías interiores y la red de alcantarillado.
      6. Alcantarillado
        Una vez se ha utilizado el agua, ésta pasa a ser agua residual y se recoge en el alcantarillado de la ciudad. El alcantarillado es una red de tuberías que facilita la recogida de aguas residuales (aguas sucias) y del agua de lluvia para conducirlas hasta las estaciones de depuradoras. En algunas ciudades puede haber dos redes de recogidas de aguas, una para el agua residual y otra para el agua de lluvia, que la conducen directamente al  medio natural.
      7. Depuración
        La depuración de las aguas residuales consiste básicamente en eliminar las impurezas que se han ido acumulando en el agua usada. Esta etapa es un paso previo al retorno del agua al medio natural.
        La depuración reduce al mínimo los riegos ambientales y permite reutilizar parte del agua para usos secundarios.
      8. Reciclaje
        El agua depurada no se puede beber porque no tiene la calidad del agua potable, pero se puede reutilizar en actividades que no requieren tanta exigencia sanitaria: regar parques y jardines, limpiar calles, apagar incendios, etc,...
        En el proceso de depuración, se produce una valorización de los residuos generados por el propio proceso. Un subproducto generado en la depuración, son los lodos, estos lodos se pueden reutilizar como abono para la agricultura, regeneración de suelos (incendios forestales, etc.) o como combustible para las cementeras.
      9. Restitución al medio natural
        El agua depurada o regenerada que no se aprovecha se devuelve al medio natural, ya sea un río o al mar, a través de conducciones especiales o emisarios submarinos y procurando alterar lo mínimo posible los sistemas naturales donde desembocan.
    • ¿Quieres conocer todos los detalles de una planta potabilizadora?

      • Planta potabilizadora

        El agua que consumimos en las zonas urbanas provienen generalmente de los ríos, manantiales y pozos próximos o a cierta distancia de las poblaciones. Esta agua natural no se puede beber, para ello necesita un sistema más o menos complejo dependiendo de su origen, para convertir el agua natural en agua potable. A continuación se detallan todas aquellas fases de una planta completa de potabilización.

        1. Captación
          El agua del medio natural llega a la planta desde diferentes puntos de captación.
        2. Desbaste
          Desde los depósitos, el agua se distribuye por medio de una red de conducciones a las viviendas e industrias para su uso y consumo. El agua llega por gravedad o bien es impulsada por bombas de agua que la impulsan hacia la red de transporte y desde allí  hasta todos los puntos de consumo.
          Generalmente a todas las poblaciones existen un o varios depósitos de agua adecuados a las necesidades de la población, que permiten un suministro ininterrumpido y aseguran reservas de agua.
        3. Tratamiento químico
          En esta fase se añade al agua un agente coagulante (normalmente un metal trivalente) y un agente floculante (polielectrólito) que tienen como misión agrupar las pequeñas partículas en suspensión que lleve el agua con el fin de que su peso sea más grande y puedan sedimentar con más facilidad. En estas balsas hay unos mecederos para que la agua se mezcle de manera uniforme.
        4. Decantador
          El agua pasa al decantador, en el que queda quieta y de esta manera las partículas sólidas formadas en la etapa anterior pueden sedimentar al fondo. Los fangos son retirados del fondo y el agua más limpia sube a la superficie y pasa a la etapa siguiente.
        5. Filtración 
          El agua circula por un filtro de arena para eliminar los restos que aún quedan. Las arenas se depositan en un tanque con forma de pirámide invertida, de manera que las más gruesas se sitúan a arriba y las más finas abajo. En algunas plantas hay también un filtro de carbón activo que elimina, además, los olores y sabores del agua. Para limpiar los filtros se hace circular de manera periódica una fuerte corriente de agua en sentido contrario y se recogen las aguas sucias para tratarlas posteriormente.
        6. Desinfección
          Una vez filtrada, el agua pasa a un depósito donde se desinfecta mediante la adición de cloro. Este gas se añade en dosis pequeñas, pero suficientes para poder eliminar todas las bacterias perjudiciales que pueda llevar el agua. Se requieren 30 minutos , entre el agua y el cloro, antes de que pueda ser distribuida a la red. El agua que sale de la planta se analiza periódicamente para garantizar que durante todo el recorrido por la red de distribución no han aparecido microorganismos y por tanto, que cumple con toda la normativa y que es perfectamente potable.
        7. Almacenamiento
          Generalmente a todas las poblaciones existen un o varios depósitos de agua adecuados a las necesidades de la población, que permiten un suministro ininterrumpido y aseguran reservas de agua.
        8. Distribución y consumo
          Desde los depósitos, el agua se distribuye por medio de una red de conducciones a las viviendas e industrias para su uso y consumo. El agua llega por gravedad o bien es impulsada por bombas de agua que la impulsan hacia la red de transporte y desde allí  hasta todos los puntos de consumo.
      • Planta depuradora

        El agua que hemos utilizado llega a través de las redes de alcantarillado a las estaciones depuradoras y contiene residuos y sustancias contaminantes. La función de las depuradoras es eliminar la contaminación y la suciedad del agua residual y retornarla a la naturaleza en las mejores condiciones.
        El agua depurada se puede utilizar o bien se devuelve a los ríos o al mar, cerrando el ciclo natural del agua.

        1. Desbaste
          El agua pasa a través de un sistema de rejas para eliminar los residuos sólidos más grandes.
        2. Desarenado/desengrasado
          En un tanque, el agua se remueve continuamente y se inyecta aire a presión. Las grasas salen y se recogen en la superficie. Las arenas caen al fondo y también se recogen. Después se añaden al agua productos químicos que la preparan para tratamientos posteriores.
        3. Decantación primaria
          En los decantadores el agua circula muy despacio. Los materiales que están en suspensión caen al fondo y forman los fangos más densos. El agua más limpia sale a la superficie.
        4. Tanque de aeración o reactor biológico
          En este tanque, viven millones de microorganismos que utilizan la materia orgánica disuelta para nutrirse, al mismo tiempo que la eliminan del agua. En el interior, se bombea aire para que los microorganismos tengan el oxígeno que necesitan para vivir.
        5. Decantación secundaria
          Los microorganismos que viven en los tanques de aeración tienden a vivir agrupados y a formar grumos. En los decantadores secundarios, el agua circula tan despacio que estos grumos caen al fondo y forman fangos más densos. La agua más limpia sale a la superficie.
        6. Tratamiento terciario
          Este tratamiento deja el agua en condiciones de ser reutilizada para otros usos. Este tratamiento, parecido al de una potabilizadora, incluye los procesos de: 
          - Precloración
          - Tratamiento químico
          - Filtaración
          - Poscloración
        7. Reutilización
          El agua depurada se puede hacer servir para el riego de zonas verdes como parques, jardines, campos deportivos, para la regeneración de acuíferos y para usos agrícolas o industriales.